Una ciudad con personalidad

Barcelona es una ciudbarcelona-838716_1920ad creativa, abierta y vibrante, con una intensa vida cultural, política, empresarial y comercial. Es una gran metrópoli donde se pueden oír hablar todas las lenguas imaginables y, al mismo tiempo, es también una ciudad que invita a conocer su cultura y las tradiciones catalanas. La ciudad de Barcelona está situada en un punto geográfico estratégico, en la costa mediterránea de la península Ibérica, protegida por la sierra de Collserola, delimitada por dos deltas fluviales y rodeada de una naturaleza privilegiada. Esto ha propiciado su crecimiento sostenible: la ciudad se ha convertido en una gran metrópoli europea integrada en su entorno.

La capital catalana

Barcelona es la capital de Cataluña, una nación con una larga historia, que ejerce su autogobierno como comunidad autónoma dentro del Estado español: situada en la costa noreste de la península Ibérica, sagrada-familia-552084_1920abierta al mar Mediterráneo, hace frontera con Andorra y Francia por el norte. Cataluña también tiene una lengua propia, el catalán, que evolucionó del latín, como el castellano, el francés, el italiano o el

portugués. El catalán es oficial junto con el castellano, y se utiliza con normalidad en todos los ámbitos. Además, la mayoría de la gente que trabaja en el sector del comercio internacional y en las principales zonas turísticas del país domina el inglés y otros idiomas. Desde siempre, Barcelona ha atraído a personas de todas partes, y eso la hace todavía más poliglota y especial. Son las personas que viven en ella, con origen y culturas diversos, las que han hecho una ciudad cosmopolita, diversa e intercultural.

La plaza de Sant Jaume concentra la vida política de la ciudad y de la nación catalana. Allí se encuentran los edificios del Ayuntamiento de Barcelona y del Gobierno de la Generalitat de Catalunya, los dos en activo desde la época medieval. El edificio del Ayuntamiento alberga el Saló de Cent, que fundó en la Edad Media el rey Jaime I el Conquistador. Y desde el Palau de la Generalitat de Catalunya, del siglo XIV, han gobernado la mayoría de los 127 presidentes que ha tenido Cataluña. La ciudad también es sede del Parlamento de Cataluña, el órgano legislativo propio de Cataluña, ubicado desde 1980 en un edificio del parque de la Ciutadella.

 

Más información sobre Barcelona